Conectividad y hologramas: la pos-pandemia bajo la mirada del futurista Gerd Leonhard

Uno de los futuristas más reconocidos de Europa, Gerd Leonhard, predice un mundo totalmente remoto, que dependerá de la tecnología, la conexión y de nuevas relaciones en el mundo de los negocios

En medio de una profusión de futuristas, el suizo Gerd Leonhard sobresale por su pragmatismo. Fundador de The Futures Agency, una suerte de consultora para el “crecimiento evolutivo”, se hizo conocido por conferencias en las cuales su razonamiento agudo y su carisma estaban en pie de igualdad con la solidez de la información y las predicciones que presentó.

¿Quiere mantenerse informado de temas similares? Suscríbase al boletín de Orange Business Services.

Esas conferencias, por supuesto, han dejado de tener lugar frente a una audiencia y pasaron a transmitirse solo de forma remota. Por una razón obvia: las restricciones que impuso la pandemia del coronavirus.

Pero esta nueva dirección no significa una interrupción de los temas que Leonhard venía investigando antes de que el mundo se confinara. Buena parte de su trabajo se dedicaba a entender la relación entre los hombres y las máquinas, especialmente en el mundo laboral. Su libro Tecnología Versus Humanidad, del 2016, se transformó en uno de los referentes para quienes buscaban entender si el inevitable aumento de una realidad automatizada nos deshumanizaría como sociedad e individuos.

Esa discusión permanece vigente, y se hace presente, de forma sutil, en algunos momentos de esta entrevista exclusiva. Sin embargo, la conversación explora también otros temas de extrema relevancia para el momento actual, y la vieja pregunta “¿a dónde vamos?” adquiere un nuevo significado y una mayor profundidad en la formación de ese nuevo mundo - y la siguiente conversación se propone contestarla.

Gerd Leonhard

Uno de los futuristas más reconocidos de Europa, Gerd Leonhard, predice un mundo totalmente remoto, que dependerá de la tecnología, la conexión y de nuevas relaciones en el mundo de los negocios.

Orange Business Services: Ya está cambiando la manera en que organizamos nuestra vida: desde las relaciones sociales, hasta las actividades físicas; desde los hábitos de compra, hasta el ambiente de trabajo. ¿Cuáles serán las transformaciones que probablemente permanecerán y se profundizarán?

Gerd Leonhard: La primera cuestión es si las personas van a cambiar su mentalidad sobre todas las cosas. Estamos trabajando remotamente, desde casa —como nosotros, que estamos hablando acá por teleconferencia— y la mayoría de nosotros está diciendo: “ey, eso no es malo”. En todo el mundo tal vez solo un 5% de la gente trabajaba en casa, considerando las estadísticas obtenidas por Global Workplace Analytics. ¡Y ahora es el 30%! Otras encuestas muestran que a más de la mitad de los empleados les gustaría seguir trabajando remotamente cuando termine el aislamiento social. Es decir: aunque volvamos a nuestras oficinas, vamos a considerar el trabajo remoto. Eso abre un nuevo mercado en conectividad, teleconferencias, hasta en hologramas. Siempre digo que la palabra clave es “todo remoto”, pero eso depende de la calidad de la tecnología y de la conexión. Lo que no va a cambiar es la necesidad de ver personas. Los seres humanos son sociales. Pero aún no queda claro cómo hacerlo de manera segura.

Orange Business Services: En relación con los negocios, es cierto que todos los sectores están atravesando grandes desafíos. Pero ¿ve alguno que se esté dirigiendo en “cuenta regresiva” hacia su fin?

Gerd Leonhard: Yo diría que algunos sí están al borde de la extinción, pero uno de ellos no es el turismo, como algunos están previendo. Los humanos siempre están buscando experiencias y relaciones. Vale un dicho que oía en mi infancia: "si uno va al mar y no hay peces, uno arregla la red". Es cierto que el turismo está sufriendo ahora y puede llevarle mucho más tiempo que a otros sectores recuperarse. En el mejor escenario, llevará por lo menos un año y medio hasta que tengamos una vacuna certificada y eficaz. Entonces, durante ese período, las personas van a dudar de ir a lugares grandes donde haya mucha congestión de gente. Será necesario pensar en un turismo más sustentable, el turismo de masas va a disminuir mucho. Creo que los cruceros marítimos, por ejemplo, se acabarán - pero esa es una industria sin la cual podemos vivir. Las aerolíneas necesitarán miles de millones, tal vez billones, para retomar sus negocios, y no podrán mantener el modelo que mantenían antes, de los vuelos frecuentes. Es por eso que creo que el turismo local va a prosperar, una vez que encuentre formas de evitar el congestionamiento de personas. Porque incluso los viajes en buses tendrán que adoptar un nuevo modelo de negocios. Será muy caro ofrecer buses con grandes espacios entre las butacas, entonces ahí hay un gran desafío. Otros conferencistas y yo no hablaremos en público con frecuencia. Cada vez más, veremos eventos en internet. Estamos hablando de nuevos modos de comunicarnos y nuevos modos de viajar. Es un gran impacto. Los gimnasios, a su vez, van a cambiar mucho. Porque muchos ejercicios se pueden hacer desde casa, seguramente. Mi esposa está haciendo clases en línea, pagadas, con control de horario. Su gimnasio acá en Zúrich ofrece ese servicio. Y otros tendrán que ofrecerlo, porque si vas a tener un gimnasio de verdad, vas a necesitar tomar precauciones, como un espacio de 5 metros entre cada aparato, una logística del flujo de personas. Eso va a encarecer el negocio. Por eso, yo diría que todo lo que se puede hacer de manera remota, las personas lo harán.

Orange Business Services: Durante años, la gente temía la automación uba eliminar a empleos. Creo que ya superamos ese momento; sin embargo, el temor ahora es a que las restricciones de la pandemia “maten” a varios sectores y oficios. ¿Cuál es el futuro del empleo ahora?

Gerd Leonhard: Vamos a ser honestos: el primer objetivo es sobrevivir, el segundo es adaptarse. Si usted es un taxista o trabaja con turismo, tiene que prepararse para el “modo supervivencia”: reducir costos, cuidarse para no enfermarse, administrar el dinero como se pueda y solicitar el apoyo del gobierno. Solo después se debe pensar en la reinvención. Esa adaptación es fundamental. En América Latina, hay millones de personas viviendo en la pobreza. ¿Qué va a pasar con ellas? Si los gobiernos no las apoyan, vamos a tener un incremento del delito, de la desigualdad y de los impactos sociales. Años atrás, cualquier conversación sobre el ingreso básico universal no hubiese llevado a nada acá en Suiza. Hubiesen dicho que eso es algo de los gobiernos socialistas. Y hoy tenemos el comienzo de la distribución del ingreso. Están sucediendo nuevas cosas, y eso es bueno. Pero en donde hay un número mayor de personas bajo el nivel de pobreza, como en América Latina, el desafío será mayor.

Orange Business Services: En sus conferencias postcoronavirus, usted dice que alcanzamos la cima de la transformación digital. Pero cuando pensamos en América Latina, todavía tenemos muchas empresas que recién comenzaron a pensar en eso debido a los efectos de la pandemia, sin mencionar los muchos “analfabetos digitales”. ¿En qué consiste esa cima?

Gerd Leonhard: Lo que está sucediendo ahora es que las personas que creían que la tecnología no era necesaria eran las que nunca la habían utilizado. Pero es un gran cambio de hábito en todos los niveles, desde las personas de 80 años que están pidiendo pizza por internet por primera vez hasta los ejecutivos bancario que están viendo que es posible hacer home office. En esos grandes cambios, los proveedores de tecnología serán los grandes triunfadores, así como el comercio electrónico.

Orange Business Services: Usted ya estuvo en América Latina varias veces. ¿Qué vio en el universo corporativo de acá que llamó su atención por su peculiaridad?

Gerd Leonhard: Cada país es distinto pero, especialmente en Brasil, veo que los líderes del mundo corporativo son excelentes. Encontré a varios gestores notables en San Pablo, en Porto Alegre: personas capaces de pensar en el futuro, con un pensamiento progresista. Eso no solamente entre los CEO, sino también en el mundo académico. En Portugal, el universo académico y el corporativo están colaborando muy íntimamente con el gobierno local. Ese tipo de colaboración parece hacer falta en América Latina. Al mismo tiempo, América Latina es probablemente en donde haya las mayores posibilidades de cambio en el futuro. La globalización no se va a terminar en el mundo pos-pandemia, pero necesitamos aprender a ser más autosustentables y a tener una relación más segura con nuestros vecinos. La Unión Europea va a desmoronarse o va a brillar en su respuesta a esta crisis. O nos ayudamos mutuamente con dinero, o la Unión Europea demostrará que es inútil. Creo que tomaremos el camino de la ayuda. Pero esa cooperación está en falta en Sudamérica, veo que falta una unión y un sentido de propósito común entre los países de la región. Eso puede cambiar. Hace diez años, los países de América Latina querían ser como los Estados Unidos. Pero esa idea de capitalismo extremo se está desmoronando. La región necesita un capitalismo social, y esa es otra conversación (risas). Lo que veo de bueno es que las personas están comenzando a hacerse las preguntas correctas: ¿El gobierno tiene razón? ¿Podemos confiar en nuestros gobernantes? Esos cuestionamientos pueden conducir a nuevos tipos de liderazgos, y eso puede beneficiar a toda la región.

Orange Business Services: Para finalizar, me gustaría hacer una pregunta más personal y quizás más provocativa: ¿Cuál es el futuro de los futuristas en ese nuevo escenario tan impredecible? (risas)

Gerd Leonhard: He estado diciendo, en tono de broma, que el futuro nunca fue tan incierto cuanto ahora. Se están cuestionando todas las premisas y por eso es muy difícil ser un futurista ahora. ¿Cómo saber con seguridad si esta crisis conducirá a liderazgos más autoritarios o más democráticos, por ejemplo? Lo que sé es que ese trabajo que tenía de hablar en público se há ido. Tengo que reinventarme, y ese es el destino de muchas otras personas también. Los trabajos están en modo de espera, inciertos. Ahora, habiendo dicho esto, puedo citar a Milton Friedmann, que dijo que solo una crisis lleva a un cambio real. Es como cuando hay una crisis matrimonial: uno puede encontrar otra pareja, ir a terapia o no hacer nada. Pero tenés que evaluar las posibilidades, no podés ignorar las opciones. Tarde o temprano habrá que hacer algo. La crisis de hoy es más grande que la del 11 de septiembre, más grande que el colapso de 2007/2008. Entonces, al final, los cambios serán mayores.

Más información:

Orange Business Services

Orange Business Services, división del Grupo Orange dedicada al universo B2B, es un proveedor global de servicios de TI y comunicaciones, estratégicamente posicionado para permitir que la transformación digital ocurra de forma fluida, garantizando el mayor beneficio posible a sus clientes, independientemente de los sectores dónde operen.