Los datos cambiaron tu vida y ahora cambiarán tu empresa

Durante más de una década, hemos visto las novedades que ofrece el Internet of Things (IoT) al día a día de las empresas y usuarios finales. Los procesos ya no son los mismos: todo lo que pasa por Internet genera un rastro que se convierte en datos. Según una investigación de Gartner, para 2019 alcanzaremos un total de 14,2 mil millones de dispositivos conectados, que es el doble de la población mundial, y 25 mil millones para 2021. En la actualidad estamos atravesando el proceso de análisis y comprensión de estos datos generados por todos los dispositivos electrónicos, programas y softwares.

La revolución de los datos ya existe, pero está mejorando a medida que la tecnología evoluciona. El ya no tan distante 5G traerá posibilidades que a veces solo se ven en las películas, como las casas inteligentes, velocidades de transmisión muy superiores al promedio e incluso cirugías a distancia gracias a la baja latencia. La información que se ha recopilado durante algunos años influirá en la experiencia del usuario, corporativa o de otro tipo. A medida que mejoramos la experiencia y la conectividad, necesitaremos más para analizar la información generada en esta interacción. De acuerdo a un estudio de IDC, se espera que los mercados de Big Data y análisis de negocios alcancen $ 189.1 mil millones en ingresos para 2019, un 12% más que el año pasado.

Vinculada a las nuevas generaciones, la transformación digital está condenando a quienes no se adhieren al cambio. La forma en que interactuamos con los servicios de manera tradicional ya no tiene más razón de ser. Los consumidores de servicios digitales ya tienen una mente conectada. Las preguntas son: ¿Cómo crear soluciones digitales para que el cliente tenga nuevas y mejores experiencias? ¿Qué hacer con la cantidad de datos generados?

El camino de los datos

El denominado Data Journey debe usarse de manera más eficiente y segura. La información se recopila a través de IoT, con dispositivos que transmiten datos todo el tiempo a través de Internet. Es inútil tener muchos gigas con mapeo de comportamiento de los usuarios hasta que no hayamos desarrollado una lectura correcta y eficiente de esta información. Existen seis pasos principales dentro de este recorrido: recolección, transporte, protección, almacenamiento y procesamiento, análisis y uso compartido. El buen cumplimiento de cada fase impacta en la siguiente, asegurando la calidad del proceso de búsqueda para la revolución digital.

Las empresas que ya se están configurando digitalmente pueden mapear mejor a sus colaboradores utilizando inteligencia artificial. Es posible reestructurar equipos completos analizando sus datos de rendimiento, tanto en el back office como en el front office, reduciendo errores e incluso mejorando la comunicación interna del equipo. ¿Por qué el área de marketing no está alineada con el equipo del producto o de TI? Las nuevas estructuras permitidas por los datos conseguirán unir todo.

Profesionales en falta

La máquina no reemplazará al hombre. Por el contrario, la tecnología viene a complementar el trabajo y ayudar a los equipos a ser más estratégicos. Las herramientas tecnológicas nos brindan apoyo para desarrollar y crear políticas de acción que impacten positivamente en las empresas y las personas.

Pero para eso, se necesita suplir en el mercado una escasez importante de profesionales que puedan leer e interpretar esta información, como son los científicos de datos. Hay una gran demanda de aquellos profesionales que tengan el conocimiento para combinar estas herramientas con la dinámica empresarial, realizando análisis más amplios como medio para crear soluciones y descartar lo que no es útil. Según IDC, para 2025 habremos producido más de 180 billones de gigabytes de datos digitales. Saber qué hacer con tantas referencias e información es crucial.

Para dar un panorama, de acuerdo con la Encuesta Global de Datos y Análisis de PwC, el 39% de las empresas se identifican como altamente direccionadas por los datos, y el 36% de ellas consideran que pueden predecir mejor los próximos pasos a seguir que otras organizaciones.

Dentro de las empresas, se espera esta integración y alto rendimiento basado en el mapeo de datos. En la vida cotidiana, tendremos experiencias cada vez más interconectadas y dirigidas, como si todas las funciones fueran pensadas para cada individuo, de manera inteligente y personalizada, convirtiéndonos en protagonistas de las propias actividades.

José Renato Gonçalves
José Renato de Mello Gonçalves

Con más de 15 años de experiencia en los sectores de tecnología de la información y telecomunicaciones, José Renato de Mello Gonçalves es Vicepresidente de Orange Business Services para América Latina. Desde su rol, José lidera los equipos de Ventas y Preventas en la implementación de la estrategia de la compañía para convertirse en el socio de confianza para la transformación digital de nuestros clientes en América Latina.