Conectividad: el hilo conductor para un momento más colaborativo

Con una gran parte del mundo viviendo en cuarentena o cumpliendo medidas de aislamiento social, no es nuevo decir que los seminarios virtuales están creciendo y el número de participantes está aumentando a nivel mundial.

Según un informe de ClickMeeting en 2020, se confirmaron algunas tendencias en el segmento de seminarios web, como la realidad virtual y aumentada, la automatización basada en inteligencia artificial, el contenido visual y personalizado, así como el enfoque en la experiencia del usuario. Lo que la organización podría no haber esperado es que una abrumadora mayoría dependería de estas herramientas para mantener activa su vida profesional durante meses y meses.

En el futuro, se puede decir que seguramente volveremos a tener eventos cara a cara con medidas y protocolos que sumen seguridad, especialmente después que llegue la vacuna tan esperada. En la segunda mitad del año, ya hemos experimentado una ligera relajación y reapertura. Sin embargo, incluso con el regreso a la “normalidad”, el modelo de seminario web ciertamente seguirá teniendo una fuerte demanda, considerando el alcance permitido por esta práctica. El modelo híbrido será la tendencia cuando se regularice esta situación.

Otro punto a debatir es la colaboración. Las empresas tuvieron que adaptarse a una nueva realidad muy rápidamente, en muchos casos, sin la estructura necesaria. Las herramientas de colaboración se han vuelto cruciales. Actualmente, ser productivo es sinónimo de ser colaborativo. Las empresas están adecuando sus herramientas y sumando soluciones, como un códec de video apto para reuniones que brinde experiencias de alta calidad, seguridad de los datos, conectividad más eficiente -al borde de lo infalible-, y otros atributos que conforman un combo indispensable para enfrentar este nuevo momento en el que estamos inmersos.

La situación actual ha hecho desaparecer los eventos tradicionales, sin embargo, se siguen celebrando grandes reuniones, aunque en modalidad virtual. Esto nos ha llevado a reflexionar sobre la efectividad de algunos desplazamientos, a veces innecesarios y pone en jaque modelos tradicionales que se acreditaban como productivos. Teniendo en cuenta que el desenlace de esta saga no llegará de la noche a la mañana, es fundamental que el sector privado se estructure mejor de cara al futuro, teniendo en cuenta el amplio abanico de oportunidades que esta transformación generó.

Los webinars, en particular, son ideales para una comunicación rápida y pueden contar con muchos participantes conectados simultáneamente. Cualquiera que esté ausente puede ver las grabaciones cuando le sea posible. Desde un punto de vista más pragmático, las herramientas para seminarios virtuales pueden incluso optimizar procesos, teniendo en cuenta que no existen salas de conferencias, gastos de viaje, catering y transporte para eventos presenciales.

Desde una perspectiva de gestión, los empleados pueden estar en contacto con los miembros de su equipo, mejorando el rendimiento y manteniendo una comunicación eficaz entre sus compañeros. Respecto a los usuarios en general, este también es el momento perfecto para recibir formación y ofrecer productos y servicios. A medida que invertimos más en estructuración y conectividad, es muy posible que en el corto y mediano plazo, el mercado continúe con una inversión continua en eventos virtuales, reforzando el escenario híbrido mencionado anteriormente.

Tiaki Yamamoto
Tiaki Yamamoto

Business Development Manager, Collaboration LATAM, Orange Business Services