Colaboración: cómo aliviar la soledad en el trabajo remoto

El trabajo remoto era una rareza a principio de los años 2000. Con la evolución tecnológica, que estimula nuevas dinámicas en la vida profesional y personal, la modalidad comenzó a integrar la cultura organizacional de varias compañías como una forma de retener talentos, alentando la colaboración y la agilidad de las actividades remotas, además de reducir costos de infraestructura.

Como resultado, hubo un crecimiento en la práctica de la oficina en casa: más de la mitad de los ejecutivos trabajaron remotamente más de dos días a la semana en todo el mundo en 2019, según un estudio del International Workplace Group (IWG) con 15 mil profesionales de 80 países. Sin embargo, considero que es una solución que trae aparejadas algunas consecuencias. A medida que pasa el tiempo, algunas grandes empresas comienzan a revisar la estrategia bajo un reclamo simple pero fuerte: la salud mental de sus empleados, quienes debido a la distancia, se sienten aislados y desconectados.

En mi opinión, el trabajo remoto y las soluciones de colaboración tienen dos lados. Las herramientas de colaboración te dan mucha libertad, son ágiles, pero debes tener cuidado. El contacto es importante: almorzar con colegas, comprender ciertas situaciones de trabajo mientras se comparte un “cafecito”, compartir la tradicional fiesta de fin de año. Por otro lado, si la reducción del contacto cara a cara entre colegas puede generar angustia, el tiempo que se ahorra en los desplazamientos, que es un dilema crucial en las grandes ciudades, permite incrementar las horas dedicadas a la vida personal, logrando un mejor equilibrio.

Orange, por ejemplo, ha adoptado el home office desde 2007. El modelo incluye una política clara para quienes adhieren a este sistema, con una guía escrita y capacitación desarrollada en base a estudios e investigaciones.

Hoy, la migración de un colaborador al teletrabajo ocurre naturalmente, sin la necesidad de una capacitación intensiva. La compañía monitorea el proceso y ayuda a crear un entorno que favorezca el trabajo remoto y a proporcionar herramientas necesarias para la comunicación entre equipos y la ejecución de tareas. También se alienta al empleado a realizar numerosas actividades durante el tiempo que anteriormente se usaba para viajar de casa a la oficina, incluido el entrenamiento físico, pilates y yoga, además del entrenamiento centrado en la calidad de vida, como la meditación, la mentalidad para el éxito, la administración de equipos y desarrollo de habilidades de presentación.

Las tecnologías digitales y el trabajo remoto requieren no solo nuevas políticas, sino también cambios en los departamentos de recursos humanos, con un enfoque más humano y centrado en los empleados.

La atención de la salud mental de los empleados es un asunto más complejo, después de todo, el departamento de recursos humanos no está formado por psiquiatras y psicólogos capaces de hacer diagnósticos. Sin embargo, cuando los gerentes permanecen abiertos a los informes de dificultades por parte de los empleados, es posible identificar algunos signos, además de tener una estrategia clara para referir a estos empleados a profesionales calificados.

Un beneficio llamado employee solution, por ejemplo, se ofrece para estas situaciones: los empleados y la familia pueden tener acceso a un grupo de expertos a través de un número gratuito, donde, por ejemplo, pueden compartir confidencialmente sus problemas y ansiedades.

Hoy, más que nunca, la oficina en el hogar continúa ofreciendo numerosas ventajas para las empresas, siempre y cuando estén atentas a la calidad de vida y la salud de sus empleados, manteniéndolos comprometidos y motivados para realizar sus actividades incluso a distancia.

George Paiva
George Paiva

George Paiva es gerente de Recursos Humanos para América Latina en Orange Business Services.