2019 y la SD-WAN: el año en que el software superó al hardware

La infraestructura de TI y de redes en las empresas comienza a transformarse gracias ala el SDx, Software Defined Anything, una tendencia que disminuye la importancia de los "cajas" y coloca al software en la nube en el centro de atención

Un mundo totalmente definido por software, en donde las 'cajas' y los cables sirven como infraestructura para una gestión más centralizada, capaz de proporcionar nuevos niveles de adaptabilidad y agilidad tanto para la infraestructura de redes como para la computación. Esta es la tendencia tecnológica conocida como SDx, en inglés Software-Defined Anything, un mercado que se espera que supere los USD$ 160 mil millones en cinco años, de acuerdo con algunas estimaciones.

¿Quiere mantenerse informado de temas similares? Suscríbase al newsletter de Orange Business Services.

Esta tendencia tecnológica comenzó con la llegada de Software-Defined Network (SDN), y se hizo popular principalmente por el crecimiento del mercado de Software-Defined Wide-Area Network (SD-WAN). Pero la gestión a través de software también está comenzando a aparecer frecuentemente en el data center (SDDC) y en las herramientas de almacenamiento (SDS), lo que indica claramente cómo el software se está convirtiendo, día a día, en la gran estrella de TI corporativa.

"Los activos, las cajas, se convierten en la base de la inteligencia que estará en el software", comenta Leandro Laporta, líder de pre-ventas y socios para América Latina de Orange. "Y eso ya se está reflejando en el mercado: todos los fabricantes están empezando a decir que son empresas de software".

El viejo hábito de la industria de comparar equipos por el número de puertos y de gigabits ha perdido valor estratégico para los negocios, según el especialista, así como la propia marca, con white boxes es cada vez más común. El software que gestiona todo esto se está volviendo cada vez más determinante.

Sin embargo, es importante recordar que SDx es una tendencia, no una tecnología única, y que las soluciones separadas no serán "devoradas". " [SD-WAN, SDN, SDDC] son una realidad y continuarán siéndolo", explica Luciano Saboia, gerente de investigación y consultoría de TIC en IDC.

SD-WAN: el diseminador

A pesar de que las redes definidas por software (SDN) fueron las primeras en incorporar los beneficios de las aplicaciones en la nube para la gestión de la infraestructura física, las tecnologías SD ganaron impulso con la aparición de la SD-WAN. Fueron estas las primeras en mostrar a las grandes empresas el beneficio de tener inteligencia en la gestión de conexiones, brindando flexibilidad y enormes ahorros financieros.

Al final, la SD-WAN mostró que lo que importa es estar conectado, y que el software tiene la capacidad para definir el tráfico sin importar si viaja a través de una red 3G, 4G, satelital o MPLS, y no importando tampoco el nombre de la operadora de red. La gestión se vuelve mucho más fácil, lo que libera al equipo de TI y le permite realizaractividades más estratégicas.

“En el pasado, las empresas tenían equipos de especialistas para analizar varios vendors y elaboraban una lista para ir al mercado a comprar cajas. Hoy presentan lo que necesitan y encuentran socios de negocio que definirán el mejor software y customizaciones para atender ese requerimiento”, explica Laporta. "Están más preocupadas (las empresas) por segmentar el tráfico, que no depende del hardware, y sí de una configuración completa y un software bien implementado”.

El CIO gana mucho con la tendencia SDx, teniendo en cuenta la presión bajo la cual ha estado durante algunos años para implementar en la red corporativa nuevos dispositivos de empleados, por ejemplo, o soluciones de Internet de las Cosas (IoT). La gestión a través de software facilita mucho estas tareas por medio de actualizaciones que satisfacen necesidades específicas, de acuerdo con la estrategia definida por la organización.

Para Saboia, de IDC, SDx es una transformación que afecta principalmente a los operadores de telecomunicaciones, ya que proporcionan servicios tanto a empresas (B2B) como a consumidores finales (B2C). Después se encuentran los data center, que ganan mucho compartiendo datos con una red totalmente interconectada y gestionada por software.

Sin embargo, destaca, empresas de todos los segmentos pueden beneficiarse en cierta medida de la tendencia software defined.

Evolución natural y necesaria

Aunque el área de TI está cambiando rápidamente hacía la definición por software, el legado existe, es grande y no debe menospreciarse. Después de todo, el equipo viejo que aún está operando funciona y realiza las tareas para las que fue fabricado. Sin embargo, los expertos señalan que las necesidades del pasado no son las mismas que hoy, y estos equipos no tienen la capacidad de manejar el tráfico de forma flexible.

“Las necesidades han cambiado. Tenemos que usar ese legado como punto de partida para nuevas soluciones, ya sea como una base instalada, para un proceso de upgrade o para entender desde donde partir ", reflexiona el ejecutivo de Orange. “Esta es una gran diferencia ofrecida por SDx: crear un legado de software. Siempre que ha sido necesario evolucionar, un intercambio de software se ha producido. Al pensar en la sostenibilidad esto tiene mucho sentido. Ya no habrá una caja cerrada”.

Dado que la mayoría de las soluciones LAN heredadas no permiten SD, se debe cambiar la capacidad de los equipos. Por lo tanto, los cambios son inevitables, pero el mayor monto de la inversión es en software, más que en hardware, lo que le da al cliente la libertad para usar los fabricantes que prefieran y centrarse en los sistemas.

Más información:

Ex ejecutivo de 99 y Rappi, Tiago Barra desmitifica el data driven

Transformación digital: ¿cuál es su aplicabilidad al negocio?

Antes de la SD-WAN, seguridad de la información

Orange Business Services

Orange Business Services, división del Grupo Orange dedicada al universo B2B, es un proveedor global de servicios de TI y comunicaciones, estratégicamente posicionado para permitir que la transformación digital ocurra de forma fluida, garantizando el mayor beneficio posible a sus clientes, independientemente de los sectores dónde operen.