2018: consolidación de tendencias y expansión del mercado de TI

Share

A largo plazo, el mercado de tecnología latinoamericana crecerá por encima del promedio global del 4,8% previsto por Gartner.

El año sólo empezó, pero dígame: cuántos informes y materiales usted ya ha visto sobre las principales tecnologías para 2018? Imagino que muchos, no es verdad? Estas proyecciones nos ayudan a pensar y planificar el ciclo que se inicia, no sólo en un horizonte de 365 días, sino también en un futuro de medio a largo plazo -tres, cinco años-. El hecho, sin embargo, es que muchas de esas tendencias sólo dan continuidad a un movimiento que ya forma parte de nuestras vidas y de nuestras organizaciones.

La transformación digital ha sido - y seguirá siendo - el foco de CIOs y empresas: IDC predice que, hasta finales de 2018, al menos el 40% de las compañías tendrán un equipo dedicado a la estrategia digital para acelerar las iniciativas de esa naturaleza y, hacia finales de 2019, los gastos globales llegarán a U $ S 1.7 billón en tecnologías relacionadas, un incremento del 42% en comparación con 2017.

En América Latina, con la crisis en los escenarios político y económico en varios de los países que la componen, 2017 fue un año de cautela y evaluación de las posibilidades para el futuro. Naturalmente, las decisiones de inversión fueron postergadas y, en Brasil puntualmente, la reanudación de proyectos e iniciativas ocurrió apenas al final del tercer trimestre, impulsada por la búsqueda de eficiencia y reducción de costos.

Descargue gratuitamente: Conectividad - el impacto de las redes híbridas para el negocio

Después del período más crítico, el mercado de tecnología está en expansión en la región y, de acuerdo con Gartner, tendrá un crecimiento del 6% - mayor que el 4,8% previsto en el promedio global - hasta 2021. Para 2018, la expectativa es que las soluciones de colaboración y cloud computing se fortalezcan, mientras que nuevos conceptos de conectividad, que es la base para el desarrollo de tecnologías emergentes e innovadoras, empiecen a ganar tracción en las economías latinoamericanas. Destaco algunas de ellas abajo:

Cloud computing: es un buen ejemplo de tendencia impulsada por la crisis y que se ha consolidado, prácticamente, debido a la necesidad de incrementar la eficiencia de TI. Para este año, Forrester prevé que más del 50% de las empresas globales dependerá de, al menos, una plataforma pública de nube para orientar sus procesos de disrupción y la creación de experiencias favorables para los clientes.

Conectividad: las organizaciones que adoptaron la estrategia de cloud buscan ahora resolver el problema de conectividad, para reducir costos y aumentar el rendimiento. El concepto es la base para la adopción de futuras tecnologías. Y, en la medida en que la demanda de capacidad de red privada y pública aumenta, la expectativa es que los proyectos de redes definidas por software (software-defined network, o SDN, y software-defined wide area network , o SD-WAN) se comiencen a ejecutar. IDC predice que, para 2021, las inversiones en infraestructura y servicios de SD-WAN llegarán a U $ S 8,05 mil millones.

Colaboración: en el proceso de transformación y digitalización de las empresas, el uso de herramientas colaborativas, como video-llamada y plataformas de trabajo en equipo continuarán creciendo, como respuesta a la necesidad de las empresas de promover comunicación entre colaboradores y clientes en la base 24/7. La encuesta "Rewriting rules for the digital age" ("Reescribiendo reglas para la era digital"), de Deloitte, realizada con más de 10 mil encuestados de 140 países, apunta que el 94% de las organizaciones consideran agilidad y colaboración factores críticos para el éxito de los negocios.

Inteligencia artificial e IoT: todavía es necesario allanar el camino para la adopción de estas dos tecnologías. Los conceptos se pueden aprovechar proyectos en diversas vertientes, pero aún estamos en un período de comprensión de impactos, beneficios y usos de las soluciones en los diversos segmentos de mercado. En lo referido a IoT, McKinsey estima un potencial impacto económico de 11,1 billones de dólares al año, hasta 2025; e IDC prevé que la inversión global en sistemas de inteligencia cognitiva y artificial será de US $ 57.600 millones hasta 2021.

Si, por un lado, la crisis retrasa proyectos, por otro, la reducción de costos y la optimización de procesos es crucial para el desarrollo estratégico de los negocios. No veremos cambios drásticos este año, pero el mercado sigue en expansión y, poco a poco, empieza a arriesgar e invertir con más ahínco en tecnologías que ya están en proceso de consolidación en mercados europeos y estadounidenses.

Más información:

SDN: una nueva forma de pensar en los negocios

Redes híbridas, transformación digital, SDN y seguridad: el final de las barreras físicas

Felipe Stutz
Felipe Stutz

Con casi 20 años en Orange Business Services, Felipe Stutz es director de soluciones para Latinoamérica, administrando y desarrollando toda la cartera de soluciones de la empresa en la región. A lo largo de los años, Felipe ha ocupado varios puestos en desarrollo comercial, pre-ventas y operaciones y ha estado activo en actividades de ventas centradas en la innovación y la creación de valor para clientes y en el desarrollo de estrategias comerciales y de soluciones.